Las emociones en las prácticas motrices de atención plena

Captura de pantalla 2015-02-10 a las 19.47.55

Trabajo de investigación de Glòria Rovira [et al.] de la Universidad de Girona. Publicado en REOP. Vol. 25, nº2, 2º Cuatrimestre, 2014, pp.111-126.

“Este trabajo examinó los efectos de las tareas motrices de atención plena sobre la vivencia emocional. Se examinó la intensidad de las emociones positivas, negativas y ambiguas en hombres y mujeres. También se realizó un análisis de contenido de los comentarios sobre las emociones que registraron los valores más intensos. Participaron 91 estudiantes universitarios. Las prácticas de atención plena provocaron valores intensos de emociones positivas, valores intermedios de emociones ambiguas y valores inferiores de emociones negativas. Se corrobora que las prácticas motrices de atención plena son una vía pedagógica pertinente para estimular la conciencia emocional como competencia socioemocional y que contribuyen a promover el bienestar personal. De ahí que se consideren adecuadas en el desarrollo emocional en el ámbito de la educación física.”

Acceso al artículo aquí

Anuncios

, , ,

  1. #1 por jose antonio el 13 febrero, 2015 - 10:30

    ¿Practicas motrices de atención plena? ¿Eso no es yoga, tai-chi, pilates…? ¿Por qué utilizar eufemismos y no llamar a las cosas por su nombre?

    Le gusta a 1 persona

    • #2 por Mindfulnesenpalabras el 13 febrero, 2015 - 13:29

      Hola José Antonio. Te explico como lo veo según mi experiencia. Los ejercicios de conciencia corporal que se practican en mindfulness de forma estandariada son muy suaves y están pensados para que los puedan realizar incluso personas enfermas. No son yoga que es mucho más exigente, y mucho menos pilates o tai-chi. Los objetivos que buscan estas disciplinas son otros. En mindfulness con los ejercicios de cuerpo solo se busca ejercitar el músculo de la atención a través del movimiento lento, dirigir el foco de atención a una y otra parte del cuerpo, observar lo que sucede (dolores, tensiones, bienestar, …) sin juzgar, sin intervenir para que suceda algo concreto (aumentar flexibilidad y/o el equilibrio, descontracturar, etc.). Es cierto que esto también se puede lograr con otras disciplinas corporales si se realizan con plena atención y sin expectativas ni juicios, pero normalmente son otras las pretensiones o bien van mucho más allá que trabajar la conciencia corporal.

      Reconozco que la imagen de este post puede inducir a concluir lo que tú comentas y asumo la parte que me toca. Intento siempre ilustrar los posts con imágenes libres de derechos de autor o con licencia Creative Commons y no encontré nada más adecuado.

      Gracias por tu comentario, José Antonio. Que tengas un buen día!!

      Me gusta

  2. #3 por José Vicente Novegil el 13 febrero, 2015 - 10:36

    Fantástica entrada en tu blog, y ya cuando entras al artículo y lo lees detenidamente eso no tiene palabras.
    Un artículo estupendo y escrito con una claridad y detalle que es para imitar.
    Mi enhorabuena por tu blog. Abrazo grande

    Le gusta a 1 persona

    • #4 por Mindfulnesenpalabras el 13 febrero, 2015 - 13:29

      Muchas gracias José Vicente. Me alegro mucho de que te guste. En realidad el mérito es de los autores del artículo. Mi aportación solo es difundirlo. Gracias por tu felicitación por el blog que anima mucho a seguir. Otro abrazo para ti!!

      Le gusta a 1 persona

      • #5 por José Vicente Novegil el 13 febrero, 2015 - 13:45

        Es que transmites con una claridad… que ya me gustaría a mi. Pero bueno será cuestión de que lo trabaje jejejjeeje…. y tal vez de mayor ser como tu…. 😉
        Abrazo

        Le gusta a 1 persona

  3. #6 por José Vicente Novegil el 13 febrero, 2015 - 13:43

    Mi opinión también va en la linea de José Antonio. Hay una tendencia de evitación de la palabra Yoga, por poneros un ejemplo que conozco y trabajo. Si uno consulta la fuente fundamental indiscutible que es Patanjali: Yoga Ahora. Como véis esa visión del yoga es precisamente algo que se trabaja en mindfulness.

    Cuando leí el libro de Jon Kabat-Zinn “Vivir con plenitud las crisis”, me di cuenta que estaba ante una formulación de Yoga en toda su amplitud. Porque era precisamente lo que leía lo que yo aplicaba en mis clases de Yoga. Evidentemente en una clase de yoga no se comen pasas, no se suele caminar, y tantas otras propuestas que si se hacen en una de Mindfulness. Pero quien dice que eso no se trata de Yoga.

    Una clase de yoga puede abordarse desde muchos puntos didácticos. Quizá sea esa la cuestión que la didáctica está condicionando que luego pensemos que yoga es simplemente estirarse y relajarse….. o que tiene otros propositos diferentes del Mindfulness.

    Si buscais Mindful Yoga aparece Jon Kabat-Zinn como referente. Pero a mi lo de ponerle Mindful me parece redundar en algo que el Yoga ya tiene (dependiendo de como se instruya).

    Cuestión diferente es que en las distintas propuestas didácticas se trabajen ciertos aspectos parciales más que otros: corrección postural, etc..

    Sobre lo que comentas de que los ejercicios estándar de Mindfulness son muy suaves. Eso también lo siento como relativo. Uno siempre debe aceptar lo que es en el presente y he tenido personas jóvenes que incluso trabajo corporal sencillo le resulta inabordable.

    También me parece buena idea lo de llamarle Prácticas Motrices de Atención Plena. Aunque sea que unas son tipicas de Yoga, otras más de QiGong, Pilates, etc…. Creo que es acertada esa propuesta de denominación.

    Un abrazo grande a los dos

    Le gusta a 1 persona

    • #7 por Mindfulnesenpalabras el 13 febrero, 2015 - 20:28

      Con mindfulness pasa una cosa curiosa. Los practicantes de zen ven en mindfulness una copia del zen; los practicantes de vipassana que es igual que lo que ellos hacen; y lo mismo con el yoga u otras disciplinas más o menos espirituales.

      Y todo esto es porque Mindfulness se ha construido a partir de las tradiciones milenarias, nutriéndose de todas ellas, pero fundamentalmente del budismo. Se han testado las prácticas más eficaces en Occidente para aumentar el bienestar y que sean de aplicación a todo tipo de personas, incluidas las enfermas; se le ha despojado de todo tipo de connotaciones religiosas de cualquier tipo y se ha intentado adaptar a la cultura occidental. El resultado es un especie de “protocolo” o de prácticas concretas que se han sometido a la investigación científica y que han demostrado su eficacia. Esto es una diferencia fundamental con respecto a cualquier otra práctica, su evidencia científica. Otra su laicidad.

      En cuanto a la utilización del término “Mindfulness” hay todo tipo de opiniones. Quizás no sea muy atractivo en nuestro idioma, pero bueno, es una cuestión de forma y no de contenido. Cuestión de gustos.

      ¡¡Abrazos!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: